Correr en Rivas (Ruta 1): Mazalmadrid, cortados y Laguna del Campillo




Ruta running por buenos sitios en Rivas Vaciamadrid: Parque Mazalmadrid, camino que recorre los Cortados de Rivas hasta llegar la Laguna del Campillo, la bordeamos y vuelta al punto de origen por la Avda. Juan Carlos I.

29 de abril de 2013

Por situarnos: Rivas Vaciamadrid es el lugar por donde habitualmente corro. Está en la zona sureste de Madrid, ¡¡¡Esa gran desconocida!!!.

Dicen que las zonas mas bonitas de Madrid están en la parte Norte y Oeste: grandes sierras, amplios espacios naturales, bellos pueblos... una maravilla, ¡¡que Madrid no todo es urbe!!.

Los que vivimos en la zona Este y Sur de Madrid no tenemos tanta suerte, pero a tan sólo 14 km. de la Puerta del Sol estamos en pleno campo, con varios ríos: el Henares, el Jarama, el Manzanares,.. sus bichos y hasta un parque regional, el Parque Regional del Sureste...


Si hablamos de correr, sitios por aquí hay a tutiplén, como para no aburrirse,  y a ellos, a los que yo conozco y pateo cada semana voy a dedicar unos capítulos en este blog, que no todo es viajar, también hay que correr en casa.
Este primero recorrido discurre por la parte oeste de Rivas, es un circuito con una distancia total de 20 km, que comienza y termina en el mismo punto. 

La ruta en wikiloc --> aqui


Recorrido completo de 20 km.
Dependiendo de las ganas y posibles de cada uno, se puede hacer entero del tirón o por tramos.

A saber, se pueden identificar dentro del recorrido cuatro tramos: 

Altimetría

1er tramo: Parque Forestal Mazalmadrit

Llegando y cruzando este parque forestal de Rivas comienza la primera parte del recorrido, de unos 4 km.:

1er tramo - Mazalmadrid

















El parque tiene forma de cuña que se clava en la ciudad. Es un lugar cercano, agradable; además de correr, es ideal para pasear, montar en bici, jugar con los niños (incluido montar en tirolina) y hasta escalar (también hay un rocodromo).

Tirolina con niñas y Rocodromo al fondo


En el parque hay diversas rutas botánicas donde se han recreado ecosistemas de la Península Ibérica: bosque de montaña (abeto) , pinar mesetario (pino carrasco), bosque atlántico (roble), bosque mediterráneo (encina), bosque de Ribera (Olmo) y páramo (Aulaga).

Si hablamos de correr hay multitud de caminos y sendas que uno puede ir cogiendo para configurar el circuito de la longitud y dificultad que se quiera, pero cuidado con las cuestas, que plano lo que se dice plano no es...

En esta foto salgo yo...al menos mi sombra
Al estar situado sobre el cerro del Telégrafo  hay una vistas privilegiadas. Se puede otear Rivas, Madrid y hasta la sierra.

Rivas...

... Madrid y hasta la sierra (detrás de las torres y del árbol)

2º tramo: Por los Cortados de Rivas

La siguiente parte del recorrido va toda por camino de tierra con vistas:

2º tramo, todo entero por la parte arriba de los cantiles


Saliendo por la parte de atrás del parque encontramos un camino que se adentra en un pinar, dejando a nuestra derecha las casas y el parque.

El terreno en esta zona es puro yeso, deslumbra más que la arena blanca de las playas de Cancún. Uno se pregunta como pueden crecer plantas en este suelo, pero Rivas es así, tan blanco como la Riviera Maya, pero sin mar.


pinos y suelos yesiferos
En la dirección que vamos, hacía el Sureste, tenemos los cortados en la parte izquierda y abajo se pueden distinguir las lagunas de Velilla de San Antonio. 

Estas lagunas, como todas las de la zona, no son naturales. Según he leído, se formaron en el boom de la construcción de los sesenta, al extraer “el hombre blanco” grava y arena de estas zonas a mansalva. Cuando llegaron a la capa freática (primera capa de agua subterránea) se inundaron, siendo ahora un paraíso para las aves migratorias.


Lagunas fruto de la burbuja...
Además de las lagunas se distinguen también los prados del Piul, que este año, no se si porque han cambiado el sistema de riego o por lo que ha llovido, ya no se ven círculos como los que aparecen en googlemap. Este año es todo prao como en el norte; también se observa el cauce del rio Jarama, varios pueblos de los alrededores: Velilla de San Antonio, Mejorada del Campo, San Fernando de Henares,... y en el horizonte, ya de espaldas, la sierra.

El prao, a veces hay vacas, como en Cantabria
Este tramo tiene unos 8 kilómetros, durillos, con constantes subidas y bajadas, algunas de ellas largas, pero merece la pena por las vistas.

No es muy normal cruzarse con corredores, aunque alguno encuentras siempre. La especie que mas abunda por estos páramos son los chicos de las bicis, con algunos hasta hay que tener cuidado para que no te arroyen en las bajadas, creyéndose que los caminos son de su uso exclusivo. Esto no pasa siempre, también hay mayoría de gente de la bici respetuosa con los corredores y por supuesto tampoco pasa en las subidas, donde si aprietas un poco a alguno pillas, y eso si que les ...ode.

¡Vamos a por él!
El camino continúa, no tiene pérdida, siguiendo los “acantilados” ripenses, llegando un momento en el que, como el río y los cortados, el camino gira 90 grados en dirección Suroeste.

Toda esta zona, exceptuando la primera parte del camino que es pinar, no tiene arboleda, es sobre todo matorral y abundan los conejos. Si vas tempranito como suelo ir yo, se te cruzan a montones, aunque de momento no he sido capaz de hacer una foto a ninguno.

subidita o bajadita, según
Siguiendo por el mismo camino en esta nueva dirección, el paisaje sigue siendo parecido: cortados, algunos con formas caprichosas y alguna subidita larga. Ya se empieza a vislumbrar la Laguna del Campillo. 

Cantiles caprichosos



Y llegado a este punto, la buena noticia es que desde aquí hasta la laguna... ¡Todo es bajada!.

Laguna del Campillo desde arriba
Al iniciar esta última parte de bajada, en la lontananza, se alcanza a ver: las vías del metro y el puente viejo de Arganda y al otro lado de la autopista A-3, lo que es el corazón del Parque Regional del Suroeste: Los Cantiles de la Marañosa, la laguna del Soto de las Jutas,... pero esta zona será objeto de otro capítulo.

el otro lado 

3er tramo: Vuelta a la Laguna del Campillo

Tras bajar de los cortados, este nuevo tramo de unos 4 km. es un descanso para el cuerpo ya que es prácticamente plano y todo el camino es muy agradable.

Para niveles iniciales en el running es una buena opción venir hasta aquí en coche y dar un vuelta al ritmo que uno pueda, mas deprisa, mas despacio, tramos andando, observación de aves,...¡¡disfrutando!!.

La laguna del Campillo
La primera parte del tramo discurre por la parte de abajo de los cortados, por asfalto pero sin tráfico.

los cortaos desde abajo
Posteriormente hay que cruzar la vía del tren de Arganda, el que pita mas que anda, (de vapor, en uso turístico los domingos) hacia la laguna y seguir por una senda estrecha que va bordeando la laguna.

la senda


Hay puestos de pescadores, siempre silenciosos, por toda la zona y también hay puestos de observación de aves. A esta laguna acuden numerosas aves acuáticas: patos cuchara, fochas, gaviotas reidoras (a veces hay tanta que parecen grandes manchas blancas sobre la laguna) se avistan más o menos y unas especies u otras dependiendo de la temporada migratoria, que yo, no siendo experto en la materia, no tengo controlada.

Al llegar al extremo Este hay una bonita perspectiva de los cortados (los que hemos pasado en el tramo anterior por arriba), la laguna y el rio Jarama.

Los cortados y las flores amarilla



La laguna desde el extremo Este
El Jarama
La vuelta por la otra ladera de la laguna continua por una pista de tierra ancha entre el rio Jarama a la izquierda y la propia laguna a la derecha, bordeada por multitud de chopos, sauces, tarays y otras especies de árboles, arbustos y matorral autóctono. Hay un pequeño tramo en el que parece que atraviesas un túnel vegetal.

Esta zona es también la más musical, al ronroneo del rio que acompaña todo el camino hay que sumar el canto de montones de pajarillos de diferentes “marcas” que no soy capaz de distinguir.

El camino a seguir, en japones DO
 No sabe uno a donde mirar, si a la izquierda... 

al rio





o la derecha

a la laguna


Juncos churreros (juro por google que se llaman así)


4º Tramo: Regreso por la Avda. Juan Carlos I


El último tramo de regreso al punto de inicio es urbano y además... ascendente


4º tramo, la vuelta

Al terminar de bordear la laguna seguimos por la carretera hasta llegar a la “esquina” del pueblo de Rivas, seguimos subiendo por la calle que mas rabia nos de, da igual, va a ser subida de todas formas... hasta llegar a la Avda. Juan Carlos I.

Aunque dentro ya de la urbe, por las calles que bajan perpendiculares a la avenida todavía se distingue en el horizonte la parte del Parque que está al otro lado de la A3.


Una calle de Rivas



La avenida por la que volvemos hasta el punto de inicio es ideal para correr: bastante amplia, escasos cruces y con “carta” de superficies: camino de tierra, carril bici, acera o asfalto, allá cada cual sus manías, yo normalmente voy por el carril bici.


suelo al gusto 
Y ya llegando casi al final del recorrido, en lo que en el mapa de Google aparece como un descampao blanco, en realidad está el Auditorio Miguel Ríos, lugar donde se hace grandes conciertos rock. Dentro de poco tocarán los míticos Iron Maiden, aunque para ser sinceros, yo al único concierto que he asistido ahí es al de los “Cantajuegos”...


El auditorio Miguel Rios































¡Ay señor, jubílame pronto!














5 comentarios:

  1. Estoy agotado sólo de recorrer tantos kilómetros mentalmente ...

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado, ya te pediré información más precisa, porque este verano seguro que iré con la bicicleta.

    ResponderEliminar
  3. Una ruta estupenda,creo que la haré en bici este verano...

    ResponderEliminar
  4. Un lugar estupendo para correr. Yo hice una ruta por los cortados de Rivas en 2012. Fueron unos 23 km en calzado minimalista, en un entorno muy agradable para correr. Lo recomiendo. Si quieres ver el recorrido que hice yo puedes leer esta entrada: http://www.blogdelrunner.com/ruta-trail-running-en-los-cortados-de-rivas-madrid/
    Lo hice en febrero así que no estaba tan florido como en tus fotos.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Teodoro. Sí, el aspecto en la vuelta de este sábado también era menos florido, bastante más pelado, incluso blanco (escarcha), pero también precioso, cada època tiene sus colores. Las fotos del blog son de la primavera del 2013.
      Un saludo!!

      Eliminar