Sobre mi

Decía la canción de José Luis Perales:

¿Y Cómo es él?
¿En qué lugar se enamoró de ti?
¿De dónde es?
¿A qué dedica el tiempo libre?
Pregúntale,
¿Por qué ha robado un trozo de mi vida?
Es un ladrón, que me ha robado todo.

Bueno, pues el running todo, todo no me ha robado, pero un trozo de mi vida sí.

Sobre el “cómo soy yo” y “a que dedico el tiempo libre” diré que sólo soy un hombre al que le gusta correr como vía de desconexión de la vida ordinaria y, a la vez, vía de conexión exterior, con el entorno, e interior, conmigo mismo, aunque también suelo correr con mi mujer.


De edad soy ya cincuentón. De origen soy manchego, aunque llevo prácticamente toda mi vida en Madrid. De profesión, informático. Además la vida me ha regalado una mujer y dos hijas.

Resumiendo mi vida deportiva:


En la infancia vivía en un pueblo, por lo que no paraba: calle, bici, lo que nunca me gustó, porque no era bueno (o no era bueno porque nunca me gustó) era el futbol (me sigue sin gustar).

En los veintitantos además de montar en bici, empecé a entrenar karate, casi por casualidad, pero me enganchó, hasta me saqué el cinturón negro primer dan. Entrené con grandes maestros y mejores personas.

La treintena fue una época de abandono deportivo. Muchas horas de trabajo y estrés, boda, hijas, en fin…

A los cuarenta el cuerpo se quejó. Se me encendieron unas cuantos indicadores de alerta: hipertensión, peso que rondaba los 100 kg., dolores varios de espalda, rodilla, etc. Como dice Fito, me di cuenta que no siempre lo urgente es lo importante y decidí que mis hijas merecían tener un padre sano que les diera ejemplo. Empecé a correr, algo que había odiado toda mi vida, no aguantaba mucho, pero cada domingo corría un poco más. Así al cabo de los meses el sufrimiento se fue convirtiendo en satisfacción y al cabo de unos años vino la primera carrera de 10 km, luego otra, luego la media maratón,… También retomé el karate, nunca es tarde.

No me gusta la competición (no quiero ser mejor que nadie, quiero ser mejor que ayer) pero de vez en cuando viene bien ponerse objetivos como medio para avanzar, mejorar, evolucionar. Así que me reté a mí mismo a que antes de cumplir los 50 tenía que conseguir dos objetivos deportivos ambiciosos: terminar una maratón y entrenar y prepararme para poder examinarme (y aprobar claro) de segundo dan de karate. Y lo hice.

¿Por qué el blog?


Bueno, si correr puede ser una terapia de autoayuda, una manera de disfrutar de la vida, de los paisajes, de evadirse, de evolucionar,… escribir también lo es para mí. 

Recordar y describir las rutas, los paisajes, la historia descubiertas corriendo al visitar un nuevo lugar. Pensar y sintetizar las conclusiones de los entrenamientos, las estrategias puestas en marcha en las carreras, sensaciones como las experimentadas con el minimalismo, gran descubrimiento. Escribir todo esto y compartirlo también me aporta felicidad.

No soy una persona habladora, no tengo facilidad de palabra, sin embargo, me gusta escribir. Me di cuenta tras terminar mi primer maratón (primer post), sentí la necesidad de compartir las sensaciones vividas y de ahí surgió el blog.

¿De que va el blog?



Escribo básicamente de:

  • Rutas running: Me encanta viajar, y siempre que podemos nos escapamos. Desde hace unos años, en cada viaje, mi mujer y yo salimos a correr por el lugar que visitamos. Escribir luego sobre la ruta, poner las fotos, documentarse sobre el lugar,… te hace vivir de nuevo la experiencia y poder volver a recordarla en cualquier momento.
  • Carreras “especiales”: Igual que las rutas, también me gusta recordar las sensaciones de algunas carreras significativas en la que he participado. Como las maratones, la Desert Run, los 100 Km de Oxfam Trailwalker,..
  • Reflexiones, planes de entrenamiento, “consejos”: Siempre advierto que no soy profesional del deporte ni entrenador, solo comparto mis experiencias y mis conclusiones con la perspectiva deportiva y de aprendizaje que me da mi decena de años corriendo y mi veintena de años entrenando karate.
  • Minimalismo: Hace unos años decidí que no sólo quería ser capaz de correr más rápido o más lejos. Mi evolución como corredor pasaba por aprender a correr mejor y a no depender de nada. A entender el cómo y el porqué de cada paso. Así mi inicié en esto del minimalismo. No pude tomar decisión mejor, también comparto mi experiencia en este mundillo.
  • Lecturas: Cuando leo algún libro relacionados con el running y me gusta, incluyo alguna reseña sobre él.
Pues así soy yo y a esto dedico mi tiempo libre, yo sólo soy un hombre.

Ay señor, jubílame pronto!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario